Cereales


El uso de los cereales en la alimentación ha constituido la principal fuente de nutrientes desde la antigüedad.

Las características de las plantas que producen grano alimentario las convierten en los vegetales más eficientes, capaces de producir la cantidad más elevada de nutrientes en menos terreno cultivado.

Los estudios de sus propiedades alimentarias revelan que no existe ningún otro grupo de alimentos que sea capaz de proporcionar prácticamente todos los nutrientes que necesita el organismo humano.


Todos los cereales deben ser enjuagados antes de usar.
Los cereales que lleven remojo se deben cocinar en su misma agua.







Arroz integral:



1. Remojo: No

2. Proporción: 1 medida de arroz por 2 medidas de agua

3. Cocción: Llevar al fuego hasta que hierva. Bajar la llama a mínimo y tapar. Cocinar durante 30 minutos, hasta que se absorba todo el líquido


Avena arrollada:




1. Remojo: No

2. Proporción: Para sopa, 1 ó 2 cucharadas por plato.

3. Cocción: Incorporar en el agua o caldo hirviendo en forma de lluvia.
Cocinar a fuego mínimo durante 10 minutos.


Trigo Burgol:




1. Remojo: No

2. Proporción: 1 medida de trigo burgol por 2 y ½ de agua

3. Cocción: Este cereal tiene un proceso de pre-cocido, por lo tanto se puede consumir crudo, remojándolo previamente 1 ó 2 horas, o cocinarlo durante 15 minutos.


Trigo Integral:

1. Remojo: 2 horas

2. Proporción: 1 medida de trigo por 4 de agua.

3. Cocción: Llevar el agua al fuego. Cuando rompe el hervor, bajar la llama a mínimo y continuar cocinando en la cacerola tapada durante 45 minutos aproximadamente.





Recetas Cocina Naturista



Imágenes
Foto Imagen Gratis en Internet